Carrito de compras

Tu carrito está vacío

Continúa comprando

Chocolate 100% cacao Sin Tostar – Sin Azúcar

$12.000

La barra más pura que encuentras en el mercado: Solo 1 ingrediente!

Certificados:

Non GMO project verified. Certifica que empleamos únicamente variedades de cacao naturales en lugar de clones de laboratorio. 

Ingredientes:
Granos de cacao sin tostar.

Notas: 
Aromas delicados a frutas frescas y cítricos. Lemonaria, cascara de limón, frutal, maderoso, morazúl.

Variedades:
Híbridos acriollados.

Peso neto:
65 g - 2,3 oz

Libre de:
Azúcar, gluten, lácteos, manteca añadida, lecitinas, saborizantes artificiales.

Qué diferencia Tostado o Sin Tostar?

El tostado es el proceso tradicional para la elaboración del chocolate donde el cacao se somete a altas temperaturas por cierto tiempo para reducir su humedad y aumentar los compuestos aromáticos, logrando la caramelización de los azucares y otras reacciones. Sin embargo, el chocolate también se consume por su alta cantidad de antioxidantes y muchos de estos son sensibles al calor. Una barra sin tostar es más natural y no ingresa nunca en la tostadora.

Sin Tostar es diferente a crudo, que normalmente significa que hubo un tostado menor a 50 grados celsius. Allí sí hubo tostado.

Edgar Carvajal

Edgar es un viajero en búsqueda de oportunidades. Nació en Coper, Boyaca, donde vivió treinta años. Allá se crió cultivando caña de azúcar y salió hacia la costa buscando oportunidades golpeado por el bajón de precios de ese cultivo. Llegó a San Pedro, Sucre y trabajó dos años como recolector de algodón. De allí partió motivado por la sensación de aventura y de experimentar cosas nuevas.

Su siguiente destino fue Bolívar y allí trabajó como operador de lancha durante un año. Después se devolvió para su pueblo natal donde trabajó en ganadería cinco años más. Emigró para Chiquinquirá, al occidente de Boyaca y allí laboró como conductor de transporte urbano. Este trabajo no lo amañó, por lo que busco salida y llegó a Los Llanos, donde volvió a trabajar con ganado pero esta vez transportándolo a la capital. También llevaba plátano en su camión. Salió de nuevo hacia su tierra a trabajar como administrador de una finca frutícola. De Coper salió para Bogotá nuevamente, donde trabajo dos años manejando camión de trasteos. Bajó a Puerto Gaitán a conducir para las petroleras y  salió para el Vichada a administrar un hato ganadero.

Después de todo esto llego a San Cayetano bajo, tras un momento trágico que sucedió en su núcleo familiar que le recordó que estar cerca de sus seres queridos era lo más importante. Don Edgar vive hoy en una finca que produce cacao desde hace más de sesenta años, cuyos hermosos paisajes son su despertar, donde tiene la responsabilidad de cuidar y aprovechar genética ancestral especial. 

Libre de organismos geneticamente modificados

Elaborados con variedades acriolladas, híbridos naturales desarrollados naturalmente.

Orgánico, Vegano y Gluten Free

Nuestras materias primas y nuestro cacao son enteramente orgánicos.

100% reciclable, 70% compostable

Nuestras producción Y empaques buscan la sostenibilidad ambiental.